Pregúntales

A quién me pregunta

¿de dónde es el bienvenido mozo bauah[1]?

Y cómo son las estepas

de mi Tiris,

le respondo amablemente.

Procedo de los legendarios campos,

leyendas del sur,

de la dorada sabana, tierra cristalina,

de distantes islotes de galaba[2]

de tórridas estepas

de nsil, murcba,

askaf, acacias de hojas y tamat[3].

En tiempos de lejrif[4] mi campo es gozo,

en tifisqui[5] es toda humanidad,

en saif[6], generoso,

prudente, con su fresco odre y grata sombra.

En sus vientos no temo perderme,

tangible confío en el sentido de mi dromedario,

y en las enseñanzas de mi abuelo.

En mis campos del sur, sosegado y feliz,

nacen y mueren mis días para vivir

teniendo bien sujetas las estacas

y el altar de mi jaima.

[1] Buscador de lluvias y de lugares de pasto en el desierto. [2] Plural de galb, monte. [3] Nombres de plantas del desierto del Sahara. [4] primavera. [5] Otoño. [6] Verano.

Bahia

Entradas Recientes

Ver todo

A qué esperamos hermanos

Nosotros que de la arcilla hemos cimentado un sueño, y fraguado el combate por la justicia de un retorno triunfal a la patria, nos damos cuenta, tumbo a tumbo, del chasco que es la mano ecuánime del m

L Daw.

El poema es la máxima expresión del arte y así mismo la máxima expresión de libertad. Es por eso que decidí escribir dos poemas al pueblo saharaui. Una luz brillante Rompe con la inmensa obscuridad En

Jeroglíficos del exilio

En mi infancia como pastorcito de dromedarios, escuchaba decir: “la gacela muere en su sequía”[1]. En años de destierro he ido descifrando ancestrales jeroglíficos como un verso suelto, anónimo, sobre

 

+52 (55) 52 54 72 85

Calle Herschel 23, Anzures, Miguel Hidalgo, 11590 CDMX, México

  • Google Places
  • Facebook
  • Twitter

© 2020 Embajada de la República Árabe Saharaui Democrática en México