La República Árabe Saharaui Democrática

El 27 de febrero de 1976, en Bir Lehlu, fue proclamada la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) por parte del Frente POLISARIO y del Consejo Nacional Saharaui (parlamento).  Este acto fue la materialización de la inagotable lucha por alcanzar la independencia del pueblo saharaui.

La RASD es un país árabe y musulmán de tradición nómada, integrado por las y los habitantes autóctonos del Sáhara. Si bien, nuestra lengua originaria es el hassanía (derivado del árabe clásico), como resultado del pasado colonial español también hablamos el castellano como segunda lengua, siendo así el único país musulmán de habla hispana.

Con 286, 000 kilómetros cuadrados de extensión, nuestro territorio desértico está ubicado en el noreste del continente africano. Al norte, comparte frontera con Marruecos, país que actualmente ocupa ilegalmente una parte importante de nuestra demarcación; Mauritania se encuentra al sur y al este, en donde también está una pequeña franja fronteriza con Argelia. Finalmente, al oeste se ubica el océano Atlántico.

El ejercicio de poder se distribuye en: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. El primero es representado por el presidente del RASD, que a su vez es Secretario General del POLISARIO y comparte su poder con un Consejo de Ministros compuesto por un Primer Ministro designado por el presidente, 18 ministros y 3 Secretarías de Estado. Actualmente, el presidente de la RASD es Brahim Gali, quien fue primer Secretario General del POLISARIO.

En el caso del poder Legislativo, se materializa en un parlamento unicameral compuesto de 51 diputados elegidos cada 3 años; mientras que el poder Judicial se ejerce a través de los tribunales de Primera Instancia, de Apelación y el Tribunal Supremo. No obstante, también contamos con un Consejo Constitucional independiente que se encarga de vigilar la legalidad y
transparencia de los comicios electorales de acuerdo a lo que marca la Constitución saharaui.

La capital de la RASD es el Aaiún, misma que se encuentra bajo las zonas ocupadas por Marruecos, de la misma manera que otras ciudades importantes como Smara, Dajla o Auserd. Por esta situación, las Naciones Unidas inscribe al territorio del Sáhara Occidental como un territorio no autónomo pendiente de descolonizar, pues, aunque la potencia ocupante (España) abandonó el territorio en 1975, la invasión y posterior ocupación del Reino de Marruecos desde aquel año hasta la actualidad, ha impedido la realización de un referéndum para la autodeterminación del pueblo saharaui, derecho que ha sido reconocido por la misma ONU y otras instancias internacionales.

Así, el territorio de la RASD se encuentra dividido entre la zona ocupada militarmente por Marruecos y las zonas liberadas, donde la RASD ejerce plena soberanía, pues el territorio está separado por un muro militar de aproximadamente 2,720 kilómetros de longitud. Hacia el oeste, se encuentra la población que vive en el espacio controlado por Marruecos, mientras que al este se habitan las zonas liberadas y los campamentos de refugiados ubicados en Tinduf, Argelia; ambas vigiladas por el Frente POLISARIO. A pesar de esta situación, 84 países alrededor del mundo han reconocido formalmente a la RASD, por lo que mantenemos Embajadas en la mayoría de los países africanos, tanto residentes como concurrentes, así como ante la Unión Africana (UA). En el caso de América Latina y Asia hay aproximadamente 10 sedes diplomáticas de esta naturaleza; mientras que en todo Europa y Estados Unidos de Norteamérica tenemos oficinas del Polisario.

 

+52 (55) 52 54 72 85

Calle Herschel 23, Anzures, Miguel Hidalgo, 11590 CDMX, México

  • Google Places
  • Facebook
  • Twitter

© 2020 Embajada de la República Árabe Saharaui Democrática en México