niños.jpg
En las dunas.JPG
nomadas.jpg
DSC05243.JPG

Los campamentos de refugiados

El éxodo saharaui fue resultado de la violencia ejercida en su contra a través de la invasión de Marruecos y Mauritania a su país, pues con los bombardeos realizados por el reino Alauita, el Frente POLISARIO se vio obligado a salvaguardar la vida de miles de inocentes que, sin embargo, fueron exterminados, así como fueron liquidadas importantes ciudades saharauis (Tifariti, Birlehlu, Amgala, Am-adreiga, etc), donde se habían instalado los primeros campamentos que fueron atacados con fósforo blanco y napalm. Estos ataques fueron mantenidos también durante el trayecto hacia el exilio que nos llevó a la hamada argelina, una de las zonas más inhóspitas del planeta, y que, no obstante, se convirtió en el hogar temporal de cientos de miles de saharauis desde hace más de cuatro décadas.

​Los campamentos de refugiados, ubicados en un área de la ciudad fronteriza de Tinduf, Argelia, se construyeron gracias al gran esfuerzo de las mujeres saharauis que, aunque también recibían entrenamiento militar durante la guerra, se mantuvieron especialmente en la retaguardia, con la principal responsabilidad de organizar y construir este espacio ubicado en medio de la nada, en el desierto de los desiertos.

En la actualidad, más de doscientos mil saharauis habitan los campamentos, en donde dependen completamente de la ayuda humanitaria que es distribuida equitativamente por el sólido aparato institucional que se ha edificado desde el exilio. Ahí mismo, han organizado su capital administrativa en Rabuni, mientras que la población se distribuye estratégicamente en 5 wilayas, mismas que llevan el nombre de ciudades ubicadas en las zonas ocupadas con el propósito de reivindicar nuestra identidad y los deseos de nuestra lucha; estas son:


 El Aaiun
 Dajla
 Auserd
 Smara
 Bojador

A pesar de la guerra y la invasión por parte de Marruecos y Mauritania, la Educación fue una de las prioridades del joven Estado saharaui, por lo que fue una de las políticas que más atención ha merecido a pesar del éxodo y del bombardeo. El Ministerio de Educación fue uno de los primeros ministerios que se crearon en la RASD, lo que reflejó el interés que siempre se le dio al tema, y por ello hoy tenemos el índice más bajo de analfabetismo en el Magreb y el segundo más bajo en toda África. El Ministerio de Educación tiene hoy cubierta la educación para todos los saharauis en el exilio, desde la enseñanza básica hasta la universitaria, impartiéndose de forma pública y gratuita, y también disponiendo de centros de formación profesional y de enseñanza especial.


La universidad de Tifariti es la culminación de un importante esfuerzo del Ministerio por seguir manteniendo la educación superior y la formación de pos graduados. Aunque con pocos años, ya cuenta con cuatro facultades de formación profesional como la Facultad de Enfermería, la de Comunicaciones y Periodismo, la

Formación Pedagógica de Maestros de Primaria, entre otras. De la misma manera, cuenta con convenios con más de cincuenta universidades de todo el mundo. 

El móvil de este interés ha sido formar a las y los saharauis de las generaciones futuras como un requisito para la liberación. Un liberación pacífica, ordenada y en favor de los derechos de nuestro pueblo.  

 

+52 (55) 52 54 72 85

Calle Herschel 23, Anzures, Miguel Hidalgo, 11590 CDMX, México

  • Google Places
  • Facebook
  • Twitter

© 2020 Embajada de la República Árabe Saharaui Democrática en México