ÚNETE AL PRÓXIMO VIAJE A LA REPÚBLICA SAHARAUI

 

Exigimos que la MINURSO establecida en el Sáhara Occidental por parte de la ONU vele por el Respeto a los Derechos Humanos de la población Saharaui.

Los Derechos Humanos son universales, por lo tanto no deben de ser garantizados parcialmente o nulamente y menos por una institución como las Naciones Unidas que dentro de sus objetivos esta la protección y defensa de los Derechos Humanos. Sin embargo, la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara (MINURSO), no vela por el respeto de los Derechos Humanos de la población Saharaui y ha fomentado que se comenta alto índice de violaciones de Derechos Humanos, dentro de estas violaciones se encuentra la tortura que bajo el Estatuto Roma es considerado como un crimen en contra de la humanidad.  Es por eso que es  menester que  las Naciones Unidas incluyan dentro de la MINURSO la protección y defensa de los Derechos Humanos con la finalidad de frenar el alto índice de violaciones a los Derechos Humanos que se comenten en contra del pueblo saharaui.


El 27 de febrero se cumplieron 37 años de la proclamación de la  independencia de la  República  Árabe  Saharaui  Democrática, país miembro de la Unión Africana. Sin embargo, y a pesar de la heroica lucha que hoy lleva adelante por medios pacíficos el pueblo saharaui por su autodeterminación y la descolonización de su territorio ilegalmente ocupado por Marruecos, el conflicto continua sin solución debido al incumplimiento de las resoluciones establecidos en los acuerdos de paz y la ONU para llevar a cabo un referéndum para la autodeterminación del pueblo saharaui.

Algunos se preguntan que nos mueve a chilenos y latinoamericanos a levantar activamente nuestra voz ante el conflicto saharaui. En primer lugar, se trata de los mismos principios de descolonización, soberanía y solidaridad que guiaron a Simón Bolívar, Manuela Sáenz, Sucre, San Martín, O’Higgins, Manuel Rodríguez, y tantos otros en la lucha conjunta por la independencia de nuestra América. Resulta inaceptable que en pleno siglo XXI exista una situación de descolonización pendiente en el Sahara Occidental y que parte importante del territorio saharaui se encuentre ocupado ilegalmente por un reino como el de Marruecos que tiene un comportamiento feudal y represivo.

El Estado de Chile y los países miembros de la CELAC que forman parte de la VI Comisión de Descolonización de la Asamblea General de las Naciones Unidas han expresado permanentemente su apoyo a la autodeterminación del pueblo saharaui mediante el cumplimiento de las numerosas resoluciones de Naciones Unidas para un referéndum de autodeterminación el  que ha sido sistemáticamente bloqueado por Marruecos.

Se trata en consecuencia de los mismos principios y razones que nos llevan a solidarizar con el pueblo palestino y su justa causa de autodeterminación e independencia y reconocer al Estado Palestino. Son los mismos principios por los cuales solidarizamos con la Argentina frente a la pretensión colonial del Reino Unido sobre las Islas Malvinas. Son aquellos principios que nos animan  a luchar por el reconocimiento de nuestro carácter de Estados plurinacionales y los derechos de nuestros pueblos originarios.

Los derechos humanos de la población saharaui son violados sistemáticamente por las fuerzas de ocupación marroquís.

Recientemente 24 presos políticos saharauis que formaron parte del campamento de la libertad de Gdeim Izik, fueron condenados por un tribunal militar marroquí a cadenas perpetuas y a altas penas en juicios arbitrarios montados en base a pruebas inexistentes y sin un debido proceso.

Hace algunos días el actor español Javier Bardem al recibir el premio Goya por su Documental “Hijos de las Nubes, la Ultima Colonia” en el que denuncia la dramática situación que vive el pueblo saharaui nos señalaba que: "En el Sahara no se puede recortar en salud, ni en educación, como aquí. Tampoco se les puede echar de sus casas, como aquí, porque ya fueron desahuciados hace 35 años cuando les abandonamos”. Es importante que no dejemos que esto ocurra aquí"

El Estado de Chile tiene una deuda con los principios de autodeterminación, descolonización, independencia y solidaridad  con relación al pueblo saharaui. Ninguno de los cuatro gobiernos de la Concertación  cumplió con la palabra empeñada de reconocer a la República Árabe Saharaui Democrática. Tampoco lo ha hecho el actual gobierno de la Alianza.

Impulsando la solidaridad nuestros pueblos si reconocen la lucha del pueblo saharaui y su autodeterminación. No tengo duda ninguna que mucho más temprano que tarde el pueblo saharaui recuperará por completo su territorio y materializará su total libertad e independencia, tal como hace 200 años la proclamaron y conquistaron las repúblicas de nuestra América.

Esteban Silva Cuadra

Director de Relaciones Internacionales del Instituto de Altos Estudios Latinoamericanos ILAES Posgrados. Coordinador Centro África América Latina.

27 de febrero de 2013