ÚNETE AL PRÓXIMO VIAJE A LA REPÚBLICA SAHARAUI

Empieza la primera fase de su preparación: ¡¡¡¡¡ANIMATE!!!!


El oasis de la memoria: Documentación histórica para exigir soluciones

  • Presentación de una investigación objetiva que demanda acciones inmediatas.
  • El documento es un compromiso de la sociedad civil para  exigir acciones.

“Contar es la única forma que va a ayudar a que se conozca el problema”, dijo Carlos Martín Beristain, coautor junto con Eloisa González Hidalgo del primer informe que documenta, de 1975 a la fecha, las graves violaciones de derechos humanos sobre la  población saharaui, resultado de la ocupación del territorio del Sáhara Occidental por el Estado de Marruecos, un conflicto olvidado e irresuelto desde hace 37 años.

El informe  tituladoEl oasis de la memoria: Memoria histórica y violaciones de derechos humanos en el Sáhara Occidental”, auspiciado por  el Instituto de Hegoa del País Vasco, España, fue presentado en México  el 22 de febrero en la sede de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal.

Al evento asistieron representantes diplomáticos, medios y de derechos humanos, así como público en general quienes recibieron con interés el estudio que reúne una serie de historias basadas en 261 casos y entrevistas a profundidad con víctimas saharauis que dan cuenta de un conflicto que tiene peculiaridades, como un alto al fuego que no tiene ni un proceso de paz  ni cambios políticos y democráticos: “Una situación de contradicciones que tiene dividido en dos (en los territorios ocupados y en territorios liberados mas los campamentos de refugiados en Tinduf, Argelia) a un  pueblo caracterizado históricamente por una cultura colectivista”, señaló Martín Beristain.

“Hay muchos datos duros y también muchos invisibles en torno a 400 desaparecidos en una población de 400 mil personas, donde tres generaciones han sido afectadas por la situación política de años que es la historia de los campamentos de refugiados en el desierto más antiguos del mundo”, mencionó Martín Beristain.

González Hidalgo mencionó que el informe incluye un análisis de los bombardeos a la población civil como el de Um Dreiga; el pillaje y desplazamiento forzado de la población nómada; las ejecuciones extrajudiciales y fosas comunes; las desapariciones forzadas, tanto temporales en centros clandestinos como las que continúan a la fecha; la práctica de la tortura; las detenciones arbitrarias y el uso excesivo de la fuerza contra la población que reivindica sus derechos.

Todo estos hechos son importantes dentro del conflicto, pero uno que destaca por su impacto y temporalidad es el de desmantelamiento del campamento de Gdeim Izik en noviembre de 2010, que representó un retorno al desierto de los saharauis de los territorios ocupados para mostrar el cansancio de un pueblo, que después de  más de tres décadas de esperar una respuesta  a sus derechos  civiles, pero sobre todo humanos, decidió ser el vocero de sus reivindicaciones que para muchos  fueron el  verdadero inicio de la primavera árabe, de la coyuntura que está provocando cambios en una zona importante del mundo.

“El trabajo recoge el modus operandi de la violencia que se ha venido practicando sobre la población civil saharaui”, dice González Hidalgo quien documentó las vejaciones desde un punto de vista individual y familiar, incluyendo el impacto en infantes, mujeres y la violencia sexual. “También aborda las demandas de verdad, justicia y reparación de las propias víctimas en relación con los estándares internacionales; la experiencia internacional comparada y las respuestas dadas hasta ahora por el Estado de Marruecos”.

Para el abogado Santiago Corcuera, quien fungió como comentarista en la presentación, el valor de este trabajo reside en la fuerza y veracidad de los testimonios de las víctimas de violaciones de derechos humanos entrevistadas. “A pesar de la tragedia y los testimonios duros, la lectura de este infirme es una narración de los hechos históricos que rinde un homenaje a las victimas y da al lector apetito para seguir leyendo sobre un conflicto que invita a adquirir sensibilidad para incitar a la acción; que le pregunta al lector: ¿qué vas a hacer?”

Sobre la perspectiva de Corcuera, Martín Beristain apuntó que la investigación, que les llevó un año ocho meses documentar y  estructurar, forma parte de la memoria histórica de un pueblo nómada que  tiene  que ser escuchada y tenida en cuenta para la búsqueda de salidas al conflicto, la gobernabilidad de la región y el respeto a los derechos humanos en el Magreb”.

“Esta memoria no mira sólo al pasado o al presente; tiene urgencia por un futuro distinto, donde la población saharaui no sea violentada por pensar diferente o expresar sus ideas. El valor de la memoria es la transformación de la vida”, expresaron los autores quienes a partir de los testimonios y documentos reunidos concluyen que para el caso se tiene que crear una comisión de la verdad, abrir los archivos militares y aplicar el derecho internacional.

El oasis de la memoria: Memoria histórica y violaciones de derechos humanos en el Sáhara Occidental”, se realizó con una metodología similar a la seguida por proyectos de Memoria Histórica y Comisiones de la Verdad en diferentes países del mundo, consta de dos tomos y esta disponible en Internet en esta web: http://publicaciones.hegoa.ehu.es/publications/281