Sentencia Espacio Aéreo Sahara Occidental

Nueva decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. El acuerdo de aviación civil establecido entre la Unión Europea y Marruecos no es de aplicación en el Sahara Occidental Tras la tierra y el mar, llega el espacio aéreo : mediante auto de 30 de noviembre de 2018, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, ante el que había recurrido el Frente POLISARIO, establece que el acuerdo sobre aviación civil cerrado el pasado enero de 2018, entre la Unión Europea y Marruecos, no se puede aplicar al territorio del Sahara Occidental y su espacio aéreo. Para el tribunal europeo, la noción de territorio de Marruecos se refiere «al espacio geográfico sobre el que el reino de Marruecos ejerce plenamente las competencias reconocidas a las entidades soberanas por el derecho internacional, con exclusión de cualquier otro territorio, como el del Sahara Occidental». El tribunal añade que la inclusión del territorio del Sahara Occidental infringiría «el principio de autodeterminación al que se refiere el artículo primero de la Carta de las Naciones Unidas y el principio del efecto relativo de los tratados». Además, el Tribunal subraya con gran precisión que « La Unión Europea no puede avalar la intención del reino de Marruecos de incluir el territorio en cuestión en el marco de aplicación del acuerdo».

El Frente POLISARIO se complace en haber iniciado esta demanda que, después de las sentencias de 2016 y 2018, permite completar un edificio de soberanía total. Mientras que el poder político europeo se entretiene con maniobras para burlar el derecho, la Justicia europea, por tercera vez, se pronuncia de modo concluyente sobre el asunto de la soberanía. Esta decisión demuestra el amateurismo y la falta de visión de la Comisión Europea que afirmaba en estos días que el llamado procedimiento de extensión iba a dar seguridad jurídica, ¡cuando la realidad es que había sencillamente olvidado en su razonamiento que existe un espacio aéreo Saharaui! Hay que volver a rehacerlo todo de nuevo…

Para el Sr. Mhamed KHADAD esta sentencia tiene unas implicaciones concretas inmediatas: «A partir de hoy, las compañías aéreas como Transavia, Binter o Royal Air Maroc carecen de soporte jurídico para realizar vuelos regulares entre El Aaiún o Dakhla y la Unión Europea. Estas empresas, que están sometidas al derecho europeo, se enfrentan claramente a sus responsabilidades civiles y penales. Pero esta sentencia tiene consecuencias aún más profundas. En efecto, afecta a todo el espacio aéreo : ningún acuerdo internacional es de aplicación en este territorio sin la autorización del representante del pueblo del Sahara Occidental ».

El Sr. Mhamed KHADAD continúa : «ningún acuerdo internacional es aplicable al espacio aéreo, y ninguna autoridad puede tomar decisiones que den seguridad jurídica a los aviones que quieran transitar sobre el territorio» En consecuencia el Frente POLISARIO se opone a que los aviones civiles y militares usen el espacio aéreo del Sahara Occidental, con la única excepción de los aviones de la MINURSO, en el marco de la misión de paz.

Aún más que nunca queda claro que la estabilidad y seguridad en esta parte del mundo será consecuencia de la aplicación del derecho internacional, con la retirada de todas las empresas extranjeras, y la organización del referéndum de Autodeterminación.

Cuando se están iniciando las conversaciones de Ginebra entre Marruecos y el FPOLISARIO, esta decisión judicial se produce en el momento oportuno para recordar cuál es la realidad del derecho aplicable, es decir el status distinto y separado del territorio terrestre, y del espacio marítimo y aéreo del Sahara Occidental y la ausencia de cualquier soberanía marroquí sobre este territorio.

Canarias, 5 de diciembre de 2018