Sin aire para el regreso. Novela mexicana que trata Gdeim Izik

PORTADAFINAL

El domingo 25 de noviembre se presentará en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), la novela Sin aire para el regreso, publicada por el Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad de Guadalajara. Este esfuerzo editorial nos llevará a Gdeim Izik donde se encendió la chispa para que el norte de África despertara pacíficamente. Sáhara Occidental, Túnez, Egipto, Libia, Yemen, Bahrain y Siria son algunos de los países que se cimbraron por esta estremecedora historia que Chomsky llamó: La primera intifada de la primavera árabe.

Airy Sindik y el equipo de Resistencia Saharaui, aguardaron junto a mujeres y niños el asalto de Gdeim Izik, contando desde el desierto y Barcelona. Aquella histórica batalla que puso contra la pared al rey Mohamed VI y a sus aliados, ahora será revivida por las letras de este novel escritor que busca compartir este drama personal que nos conmovió en el corazón de El Aaiún.

Airy se cuenta a través de Sax, un periodista de Ciudad Juárez, quien huye de esa ciudad asfixiada entre la arena y la muerte. A través de los grandes ventanales del aeropuerto de Barcelona se encuentran dos grandes amigos, uno de ellos aterriza procedente de México, quien apenas es capaz de inhalar suficiente aire para reconocer sus manos manchadas de sangre; el otro, está listo para partir hacia la primera tormenta de arena que unirá dos continentes.

Airy Sindik espera intifarnos y arrebatarnos el aire cómodo con que reseñamos la violencia. Nos llevará a través de la voz, testigo de quienes tropezaron con la chispa de la primera intifada de la primavera árabe en 2010. Es la memoria escrita de quienes hicieron la cobertura en la ciudad de El Aiuún, en el Sáhara Occidental.

El género policiaco, la novela negra y la no-ficción combinados invitan al lector a atravesar un puente entre los desiertos de Ciudad Juárez y Sáhara Occidental. Amar puede convertirse en la única forma de sobrevivir a los cuerpos que se amontonan en el forense y se disecan en los desiertos. Es la revuelta de un corazón que sacudió al norte de África.