El reino de Marruecos aislado en la UA

foto_acuerdo

La Asamblea solicita a Marruecos, como Estado Miembro de la Unión Africana, permita a la Misión de Observadores de la UA regresar a El Aaiún, Sáhara Occidental, así como permitir una supervisión independiente de los derechos humanos en el territorio. La Asamblea reitera sus llamados, en particular la declaración adoptada en su 24° Sesión Ordinaria celebrada en Addis Abeba, el 30 y 31 de enero de 2015, sobre el Foro de Crans Montana, una organización con sede en Suiza, para que desista de convocar reuniones en la ciudad de Dakhla, en el Sáhara Occidental, y  pide a todos  los Estados Miembros, organizaciones de la sociedad civil africanas y otros protagonistas pertinentes a boicotear la próxima reunión prevista del 15 al 20 de marzo de 2018.

La resolución de la 30 Cumbre de la UA dio un duro revés a Marruecos al manifestar su apoyo a la reanudación del proceso de negociación entre Marruecos y la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), con el fin de alcanzar una solución duradera consistente con la letra y el espíritu de las decisiones pertinentes de la OUA/UA y de las resoluciones de la ONU. La Asamblea reitera su llamamiento a los dos Estados Miembros a comprometerse, sin condiciones previas, en conversaciones directas y serias facilitadas por la UA y la ONU para la celebración de un referéndum libre y justo para el pueblo del Sáhara Occidental. Al tiempo que la UA está lista para poner en funcionamiento, si ello es necesario, su Comité de Jefes de Estado y Gobierno para el Sáhara Occidental, la Asamblea llama también a las dos partes a cooperar plenamente con el Representante de Alto Nivel de la UA para el Sahara Occidental, el ex presidente de Mozambique, Joaquim A. Chissano, y el Enviado Personal del Secretario General de la ONU, Sr. Horst Köhler.